Pasión por la radio.

Hace ya mucho tiempo que tuve mi primer transmisor de radio. Apenas tenía 14 años cuando con mi primer walkie talkie de juguete y subido al tejado intentaba recibir emisoras de 27 mhz, la también conocida Banda Ciudadana, donde con este simple walkie talkie era capaz de escuchar los camioneros en el canal 19 que pasaban por la antigua N-IV, muy cerquita de mi casa.

Años después conseguí mi licencia EB7DIJ y ya con una instalación con emisoras de VHF y UHF, formamos un buen equipo dedicado fundamentalmente a la experimentación y sobre todo a las comunicaciones digitales y principalmente al packet radio. Entre ellos citar a EB7FUJ el cual me inició, EA7CPB, EB7FQP y sobre todo EB7FSH juntos hicimos cientos de experimentos.

Construíamos nuestros propios módems como el conocido módem Baycom. Eso era principos de los 90 y nuestros modems funcionaban a 1200 y 9600 bps , casi a la misma velocidad a la que iba internet.

Los años fueron pasando y las responsabilidades familiares me apartaron de la radio, también la afición se fue disipando, Internet acabó prácticamente con ella. Tanto es así que mi licencia caducó y ya casi tenía pensado desmontar la estación y las antenas.

Hasta que hace unos meses descubrí un artículo sobre la posibilidad de usar un receptor de TV usb como receptor de radio. Leía las características y no salía de mi asombro, un aparato que es capaz de recibir entre 24 mhz y 1700Mhz en todos los modos AM-FM-USB-LSB y recibe con un ancho de banda de casi 3 mhz, que lo conectas a tu ordenador y puedes usar multitud de software que ha creado para él. y además cuesta menos de 10 euros. Me dije que esto tenía que probarlo. Esto era nada más y nada menos que el RTL-SDR. Aquel walkie talkie de juguete me costó 500 pesetas (3 euros de hoy) comprado de segunda mano a un compañero del instituto, quien me iba a decir que 30 años después, que un aparato de menos de 10 euros iba a hacerme volver al mundo de la radio.